Retos y consejos para emprender en México, según un joven entrepreneur - CARAS


Alfonso Aguirre es un joven emprendedor saltillense, quien a su corta edad ha logrado establecer negocios exitosos y crear su propia marca. Motivando a otros mexicanos que, como él, quieren ver sus ideas convertirse en realidad está conquistando las redes sociales. Desde Spotify hasta TikTok, ofrece consejos para emprender y frases motivacionales.

Ahora conversamos con Alfonso, CEO de la empresa de suplementos alimenticios By The Land, para conocer a profundidad su trayectoria y la receta para alcanzar el éxito como emprendedor.

ESQUIRE: ¿Cuál ha sido el reto más grande al que te has enfrentado para emprender?

Alfonso: Cuando empecé mis emprendimientos era estudiante universitario. El reto más grande fue formalizar los proyectos y dedicarle el tiempo necesario para que todo creciera. Desde mi primer semestre, estuve involucrado en muchísimos proyectos y actividades extracurriculares, que estoy seguro me sirvieron de una manera impresionante para después crear mis empresas, pero al mismo tiempo llegué a un punto en el que tuve que decidir a qué sí valía la pena dedicarle el tiempo y a qué no.

Antes creía que se podía hacer todo al mismo tiempo, pero ahora sé que crece solamente a lo que le dedicas energía.

Ahora, con By The Land, tengo muy claro que mi trabajo diario es hacer crecer la empresa y lograr que funcione sola. Eso involucra muchísimo trabajo en el área de recursos humanos, en automatización de procesos y en la estrategia a largo plazo. Y ahora sí, a diferencia de cuando era estudiante, estoy enfocado al 100% en mi empresa (y en mi tiempo libre a la creación de contenido).

ESQUIRE: ¿Qué aprendiste sobre el emprendimiento en tus estudios en el extranjero que no hubieras aprendido en México?

Alfonso: Que en otros países es muy común que los emprendedores empiecen haciendo prototipos, y capitalizando sus empresas buscando inversión.

Creo que es muy común en Latinoamérica la idea de empezar poco a poco, arrancando con tus propios ahorros. Debemos adoptar el pensamiento que implementan en otros países de validar rápido las ideas y después, acelerar el crecimiento lo más rápido que se pueda.

Por poner un ejemplo, en Israel, Corea o en Sillicon Valley, si vas y te sientas en un café todas las pláticas que vas a escuchar a tu alrededor son de jóvenes que están vendiendo sus empresas o que están planeando rondas de inversión para poder crecer exponencialmente de manera rápida. ¿Por qué no hacer lo mismo aquí?

ESQUIRE: ¿De dónde surgió tu idea de emprendimiento?

Alfonso: Las idea de mis emprendimientos siempre surgen de prestar atención a dos cosas: a tus problemas y los de los demás. A todos se nos están ocurriendo ideas todo el tiempo, pero normalmente las desechamos instantáneamente porque creemos que no son buenas. Después nos topamos con que alguien sí la llevó a cabo y fue todo un éxito.

Pero solamente nos quedamos con ese pensamiento “Eso se me había ocurrido a mí antes”. Por eso me gusta una frase que decía Steve Jobs: “Tomar crédito de las ideas es lo más fácil que hay. Lo difícil, y lo que importa, es ponerlas en acción”. Así de sencillo.

En mi caso, cuando era estudiante con un trabajo de tiempo completo para pagar mi carrera, con un emprendimiento y dirigiendo un grupo estudiantil, claro que no tenía ni tiempo ni energía. Ahí surgió la idea para By The Land, de crear productos que yo mismo necesitara para poder estar activo, para poder dar todo mi potencial y para ayudarme a ser la persona de alto desempeño que yo quería ser.

Ese mismo pensamiento también lo apliqué con mi libro Imposible hasta que se hace. Cuando no encontraba en ningún lado el libro que a mi me hubiera encantado leer, me dije: “entonces tú mismo lo tienes que escribir”. Y eso hice.

ESQUIRE: ¿Qué consejo le darías a las personas que quisieran emprender?

Alfonso: Uno muy sencillo: empezar. Yo tengo la teoría de que ya todos tienen ideas suficientes para empezar un emprendimiento. La clave es decidir una idea de las que ya tienes y empezar. Sin excusas. Con lo que tienes. Y con lo que eres. Porque no hay más.

Para eso, tengo una frase: “Hecho es mejor que perfecto”. Por que nunca lo va ser. Y jamás vas a saber si tu idea es buena o no, hasta que la pruebas. Las ideas perfectas no existen. Pero el momento perfecto para hacerlas, sí: hoy mismo.

ESQUIRE: ¿Cuál dirías que es el factor más importante para que un pequeño negocio funcione?

Alfonso: En mi opinión son dos factores clave. El primero: pensar en el largo plazo. No solamente poner un artículo o resolver un solo problema. Cuando creas una empresa que quieras que tenga futuro, tienes que hacer planes para poder llegar a hacerlo. Así como con las metas personales, las empresas también tienen que tener un plan que indique a dónde van.

Y el segundo factor: no querer hacer todo tú mismo. Esto es algo en lo que todos los emprendedores batallamos porque al principio solo eres tú sólo y tu idea. Y tienes que hacer trabajos de prototipos, validación, marketing, finanzas y todas las otras áreas. Pero al final, conectado con el punto anterior, tienes que saber y aprender a delegar. Porque solo así vas a poder crecer y establecer las bases para el largo plazo.

ESQUIRE: Ante el panorama del país, muchos se han sentido con miedo de emprender ante el riesgo que existe, ¿cuál es tu opinión al respecto?

Alfonso: Esta pregunta es importante. Nunca, va a ser un mal momento para emprender. Porque justamente emprender significa crear una empresa que de solución a un problema. Y esos, nunca faltan.

Específicamente ante la pandemia en la que aún estamos inmersos y con la situación que tenemos actualmente en el país, mi consejo es empezar inteligentemente, viendo tendencias y aprovechando oportunidades.

Desde el día uno que empezó la contingencia, el e-commerce en nuestro país creció lo que estaba pronosticado que iba a crecer en cinco o diez años. Y yo lo viví. Justamente en abril en, mi empresa By The Land, que está basada 100% en e-commerce, crecimos lo que esperábamos crecer en meses.

También es importante buscar tendencias. Afortunadamente, sin saberlo, mi empresa estaba en un sector que estuvo entre las más buscadas por la pandemia. Pero así como mi industria, hay muchas más. Hay muchas herramientas digitales y en internet que te permiten hasta detectar los productos o los problemas que las personas están buscando en Google. Y ahí hay muy buenas oportunidades.

Así que independientemente de la situación, siempre hay mercado y oportunidad para algo. Siempre.

ESQUIRE: ¿Cuál ha sido el aprendizaje más importante que has tenido en tu trayectoria de emprendimiento?

Alfonso: Que es una tarea constante. Que siempre tienes que estar cuestionándote cómo puedes crecer más. Y que tienes que pensar en grande, y mentalizarte a que cuando se trata de crear una empresa, y crecerla, nunca es suficiente y el trabajo no se acabará nunca. En el camino, va a ser muy fácil sentir que cumpliste una pequeña meta, o que alcanzaste un objetivo. Pero el crecimiento no debe descansar. Siempre tienes que pensar: ¿qué más? Y ser muy estratégico.

Hay muchas películas y libros que han escrito fundadores de empresas, en el que puedes darte una idea de cómo es el mundo del emprendedor, como Zero to One que escribió el fundador de PayPal o Shoe Dog que es toda la historia de la creación de Nike. Y todos tienen eso en común: todo el tiempo buscaban cómo crecer más y más, al mismo tiempo que tenían problemas. A mi me gusta llamarlos problemas buenos, porque significa que vas avanzando.

Al final, mi aprendizaje más grande hasta ahora, también tiene que ver con algo personal. Yo estoy convencido de que si tu como persona no funcionas, tus metas tampoco lo harán. Así que entre todo este trabajo que me encanta, de ser emprendedor, en el que entra mi empresa, mi libro y todo mi contenido, lo primero que cuido es todo lo que me rodea, porque de eso va a depender cómo estoy yo como persona. Siempre digo adiós a todo lo que no me aporta algo positivo a mi o a mis metas, y con ese filtro, me aseguro de siempre tener un ambiente de buenas ideas, de optimismo y de resiliencia.

Leer entrevista original en Caras.com.mx